FundHepa Vacuna

 

Hepatitis A

Ya que no existe un tratamiento específico para la hepatitis A, la prevención es la forma más efectiva de combatirla. Hoy existe una vacuna segura elaborada a partir de fragmentos pequeños del virus de la hepatitis A. A este tipo de vacunas que se elaboran a partir de fragmentos de virus se les llama vacunas recombinantes. En los niños mayores de un año y adultos se aplican en tres inyecciones con un intervalo de un mes entre la primera y la segunda dosis y de seis a doce meses entre la segunda y la tercera dosis.
La respuesta inmunológica es casi 95% luego de un mes de la segunda dosis y virtualmente de 100% al mes de la tercera.

 

 

Hepatitis B

El virus de la hepatitis B tiene la capacidad de causar una infección crónica que llega a desencadenar cirrosis y cáncer de hígado. La hepatitis B puede controlarse con medicamentos si se detecta a tiempo pero no tiene cura por lo que prevenirla es la mejor forma de combatirla. Se ha considerado a la vacuna de la hepatitis B como una “vacuna contra el cáncer de hígado”.
La vacuna contra la hepatitis B se obtiene a partir de fragmentos del virus de la hepatitis B, por lo cual es muy segura y se aplica en tres dosis: un mes después de la primera dosis se aplica la segunda y la tercera se aplica seis meses después.
La vacuna contra la infección de hepatitis B proporciona inmunidad de por vida en el 95% de las personas que reciben las tres dosis recomendadas.
En 1991 la Organización Mundial de la Salud recomendó que todos los países agregaran la vacuna de hepatitis B en su programa nacional de vacunación para niños y en el año 2003 recomendó la vacunación universal en todos los grupos de edad. En 1998 FundHepa logró, con la Secretaría de Salud, que se incluyera la vacuna de Hepatitis B en la cartilla nacional de vacunación. Actualmente la primera dosis de esta vacuna se aplica a partir del nacimiento y hasta dos semanas después, la segunda dosis a los dos meses de edad y la tercera dosis a los seis meses de edad.

 

 

Hepatitis C

No existe vacuna contra la hepatitis C.

 

 

Hepatitis D

El virus de la hepatitis D sólo puede replicarse a través del virus de la hepatitis B por lo que la vacunación contra hepatitis B es suficiente para prevenir la infección con este virus.

 

 

Hepatitis E

Actualmente se está desarrollando una vacuna contra la hepatitis E aunque esta no está disponible comercialmente aún.